• jetaime.es

El dia "D" Verónica e Ignacio en Vallesa de Mandor

carmín rojo, aderezo de esmeraldas y zapatos de tacón "green velvet". Elegancia, frescura y mucha diversión nos brindaron Verónica Bartual e Ignacio Miller el pasado 10 de noviembre.

La Iglesia escogida para la ceremonia fue San Juán de la Cruz, una de las iglesias más honorables del casco antiguo de Valencia. Ubicada en la calle Poeta Querol, conocida como "la milla de Oro valenciana", junto al Palacio de Marqués de Dosaguas y frente a la firma #LouisVuitton.

Qué decir de las 3 damitas, sobrinas de Verónica, que portaron anillos y arras en una ceremonia amenizada por un coro de 22 componentes y voz tenor.

La novia vestía un espectacular traje de #luisrocamora e iba maquillada por #josepuchauestilistas. Acompañada de su padre acudió a la Iglesia en un vehículo clásico. El rojo granadina presente en la decoración floral, vehículo y complementos del padrino, madrina y del novio dando un sutil toque otoñal.

El momento tan esperado del arroz a las puertas de San Juan de la Cruz culminó con este precioso beso y gesto de los novios.



La novia eufórica decidió salir corriendo con sus tacones. En el estudio, un par de días antes de la boda nos propuso hacer unas fotos desenfadadas en la calle de La Paz. Le dijimos que en @Jetaime.es siempre buscamos la sinceridad y naturalidad en cada una de nuestras fotografías. Verónica e Ignacio nos brindaron 10 minutos de alegría y diversión paralizando el tráfico y cruzando los cebreados con decisión.


Vallesa de Mandor, lugar único en cada estación del año



En #vallesademandor la luz se abrió camino entre las nubes. Y lo que en un inicio de la mañana parecía ser una día pasado por agua se convirtió en un cálido día de otoño. Acompañados de un dúo musical en vivo, los invitados recibieron a los novios durante el cóctel servido por #gourmetcateringespacios en los jardines de Vallesa.

Nos separamos un poco durante unos minutos para aprovechar ese magnífico sol y dar rienda suelta a la imaginación de Verónica, que nos regaló un par de momentos únicos.



Os mostramos la decoración de #ELJARDINbodas y las fotos de exteriores que realizamos en los jardines de Vallesa y la puerta de hierro.



La comida tuvo lugar en el interior de la Masía. En un espacio muy acogedor donde los novios ya estaban totalmente desinhibidos y los momentos fueron encandendose uno tras otro con emoción, alegría y alguna que otra lágrima entre abrazos.


La fiesta culminó en la bodega con un majestuoso baile en el que familiares y amigos se unieron

564 vistas